REPASO 2016

Inmobiliariamente, en Barcelona, ha sido un año bastante movido. Grandes cambios en los inmuebles de alquiler; es decir, subida importante y general de los precios de las viviendas, con escaso numero de oferta y una demanda que sobrepasa con creces la disponibilidad existente. Los inquilinos de las viviendas no buscan nuevas oportunidades, en la mayoría de ocasiones, a la finalización del contrato de alquiler renuevan el compromiso, con la oportuna subida de precios. Menos movimiento, menos oferta. En la venta de las viviendas, desde grandes fondos hasta el pequeño inversor, se han lanzado a la compra de vivienda para destinarla a alquiler, o para rehabilitarla y volverla a vender. El dest